No les pasa. N a d a

nada.

No les ha pasa

que nada fluye, que todo es forzado, que la letra no sale, que las palabras no salen, que ni el aire deambula entre las manos y el papel. 

nada, no hay nada.

no hay ideas, no hay pensamientos, 

no hay nada escrito sobre el papel.

no hay letras, no hay tinta, no hay comas ni puntos.

y de repente la melancolía sucede, de no poder hacer eso que tanto te (me) gusta, eso que tanto te (me) libera, eso que tanto te (me) hace sentir viva.

frustración.

y más frustración al tener esa necesidad, ese reflejo de escribir 

pero no poder hacerlo.

no hay nada.

y duele, 

duele escribirlo pero duele también el no poder hacerlo.

porque no hay nada.

no hay nada que escribir así como tampoco hay nada escrito. 

No les pasa, que nada pasa, 

nada sucede, nada.

pero al mismo tiempo todo pasa, todo se siente y todo sucede, mientras estás en la nada?

todo y nada, un mismo. 

y no hay nada en el papel. 

y de nuevo estás allí mojando el papel 

y no entiendes porqué sucede, 

por qué una vez más te encuentras en este estado.

La frustración es aún más,

más frustración.

y hay nada de nuevo.

todo es nada.

y nada es todo.

el papel sigue en blanco.

y sigues consternada del por qué 

y sigues

y nada.

y todo.

y así.

otra vez.

-Repite- 

Las fotos no son autoridad de distress&heights

Editorial: Saboreando tu mente

El arte de explorar tu mente, el arte de conocerte y conocerme en el proceso.

Edición, dirección Creativa y escritos por: Lucía Zea


Imágenes usadas:


LOVE CAFÉ: Historias de amor 01

Otra de esas que presenciamos constantemente, que deseamos constantemente.. en un café.


01


Processed with VSCO with a4 preset

El con un cigarrillo, su look de oficina, ella también. Ambos seres sensuales y de ninguna manera aburridos.

Ella lo mira y solo lo mira, perdida en su mirada seductora. Ella no tiene salida.

El la consuela con la mano en su pierna, el le acaricia su dulce rostro.

Se turnan para demostrarse amor.

El está tendido a sus pies, el ruega amor… al igual que ella.

Ambos perdidos, ambos sin solución.

E n a m o r a d o s

Con sus piernas entrelazadas, besos en la mejilla vienen y van, en disimulo tratan de rendirse amor.

En medio del café, ocultan su amor en público.

En sus mentes solo ellos están, nosotros vemos chispas y mariposas sobre sus cabezas.

Processed with VSCO with a4 preset

Finalmente el beso: rápido, con dulzura y sencillo. A escondidas.

Risas y coqueteo, Roces de piel constante.

Adrenalina, coqueteo, adrenalina.

El comienzo de algo excitante y nuevo.

 

Besos con sonrisas.

 

Retos con dulzura

 

Miradas con calor

 

Toques rápidos y con miedo a ser

 

Encantados uno con el otro

 

Rozan sus cuerpos y bocas

Processed with VSCO with a4 presetEllos están

haciendo el amor en compañía,

haciendo el amor en público.

Casi pero no.

Perdida.

En mis pensamientos, en mis sentimientos y en tu cuerpo.

A veces me pierdo, a ratos. En mi mundo. Y en tu mundo, en como sería si yo estuviese en el, en como sería si fuese n u e s t r o.

Sylve-Colless-Franzi-Stegemann-2Pero en realidad estas a medio metro y no te acercas, en verdad me miras. Me miras cuando sabes que no estoy presente, cuando no estoy sumergida en ti. Tu y yo sabemos muy bien a que juego estamos jugando. Nadie hace nada pero en realidad ambos hacemos todo por la atención del otro. Solo eso. Atención. Aunque quizás me interesa conocerte, entenderte. Hablarte.

Y por qué nos gusta ese juego, ese toma y dale, ese tira y jale. Quizás porque si no te dejo entrar no puedes herirme, quizás por miedo al rechazo o quizás por miedo a intentarlo.

Miedo a conocernos, miedo a querernos. q u e r e r t e.

Pero ese juego es lo único que tu y yo tenemos.

N a d a, entonces.

Ese juego de que nos llamamos con la mirada pero sin acercarnos. Ese mismo en el que ignoras mi existencia, ese mismo en el pretendemos ser extraños. Ese mismo en que nos ignoramos mientras nuestras miradas se cruzan. Donde nuestras cuerpos se rozan pero nuestras manos nunca se juntan.

Sylve-Colless-Franzi-Stegemann-3-722x1024Y muchas veces he pensado que no me gusta este juego, pero de pronto me encanta, nos encanta. Me encanta tanto que lo odio, te odio.

A medias distancias, a medias palabras y casi momentos. A eso nos dedicamos. Pero especialmente a imaginar esos casi momentos, esas casi palabras y todos los casi.

Pero ven acá, pregunta seria. ¿Cuál es nuestra maricada? O es la de todos? Es que todos somos así? O solo tu y yo? O es que es la costumbre? La costumbre, costumbre de estar pero no estar, de no comprometernos, de no dar nada pero querer todo. De que te quiero pero te alejo, de que te quiero y lo niego.

Maricada en verdad.

Porque si yo te quiero y tu me quieres? Que más da?

4c1a945d21f20393bcac73f113943b77O mejor seguimos este juego a medias.

dime tú.. ¿cómo quieres vivir?

“Casi”.

Y es así como tu y yo perdemos el tiempo.

N a d a, entonces.

LOVE CAFÉ: Capítulo 1: en busca de ese algo

En busca de ese <algo>

love café capitulo 2A veces es difícil encontrar inspiración. Estar sentado frente a la pantalla o al lápiz y el papel y querer que las palabras fluyan. Pero en realidad no es tan fácil como parece.

El café ha sido para mi un lugar de desahogo incontables veces. Es aquí también donde las ideas fluyen junto con los pensamientos de cada una de las personas presentes. Y es por eso que regreso hoy aquí, en busca de entender ese pensamiento que ha estado rondando por mi cabeza estos últimos días: El amor, esa palabrita que a veces olvidamos.

El amor en este caso no lo limito al que existe entre una pareja, pero lo veo como algo muy global. Ese amor que uno necesita diariamente en el corazón para responder a las adversidades de la vida, para responder a las cosas maravillosas que nos suceden, a las trágicas, a las extrañas, a las que nos sentimos orgullosos y a las que no tanto. Hoy escribo en medio de un café frío y un croissant y me doy cuenta o mejor dicho me acuerdo que el amor siempre me ha ayudado a ser paciente y fuerte ante todas las cosas que me presenta la vida.

love café capitulo2.1

Es allí en medio de el sonido placentero de las teclas que se mueven y mis constantes miradas alrededor del lugar que me doy cuenta que este amor no es solo lo que me permite responder a la vida pero es aquel que me inspira. Esta inspiración nace de ese sentimiento, de lo que nos genera el amor. Porque nos enseña que debemos luchar por lo que queremos, porque nos permite actuar con pasión y dedicación y porque a través de este podemos permitirnos sentir. S e n t i r  lo que pensamos, lo que soñamos y lo que obtenemos. En este capítulo de hoy quiero invitarte a sentir todas esas emociones que suprimes a diario por la necesidad de mostrarse perfecto, por querer olvidar y superar y por creer que todo siempre va a estar bajo control. Sentada aquí al frente de unas cuantas veinte personas encuentro esa inspiración amor que tanto estaba buscando. Es aquel que me permite moverme a diario, dar paso tras paso, tomar un trago más del café amargo y lo más importante, esparcir ese amor a todas aquellas personas que me rodean.

Y ahora es tu turno: Tomate un café y busca eso que te inspira,

Te aseguro que no te decepcionará.

-Mona

 

 

 

Las fotos no son de mi autoridad, la edición sí.

 

LOVE CAFÉ: El inicio

portada love caferemodeladaUna mesa para uno por favor. Sí, para uno.

Me encuentro nuevamente en el café de muchos y de pocos, escuchando y analizando conversaciones ajenas. Con el café se comparten experiencias de amor, con un ponqué de Nutella se derraman algunas lágrimas y donde un apretón de manos se puede convertir en un beso o fácilmente en una mirada de decepción más.

Esa curiosidad siempre está presente en medio de mi vaso de té y es por eso que escucho a medias, pretendiendo desinterés y regalando sonrisas a extraños. Hay cierta belleza en el hablar de los demás, en sus experiencias y valiosas enseñanzas. Un arte que pocos aprecian.

Los cafés son perfectos para estar solos en compañía, quizás por eso me encuentro diario allí. También porque el sentimiento que brinda una taza de té y muchas voces en sintonía me hace sentir completa, una manera de romper la rutina del día y trabajar en nuestras miles de tareas que constantemente sacamos excusas para no hacer.

Hay tantas cosas que suceden aquí, voces que cuentan miles de historias diferentes. Gustos y miradas distintas, algunas solas, otras acompañadas e incluso algunas cuantas perdidas. Cada uno con una razón distinta de estar allí en esa mesa de madera con una taza más de café amargo. Pero lo que todos tenemos en común es esa misma atracción por aquellos lugares movidos, llenos de vida e ideas. Donde puede haber trabajo con buenas conversaciones y mundos distantes en arial doce y separadores. Es un lugar que nos hace sentir en compañía sin necesariamente estarlo. Es aquí donde planeo inspirarme, de todo lo que rodea estos espacios, o espacios con el mismo ritmo o simplemente donde haya voces narrando historias. Esta Columna busca conmemorar esas conversaciones ajenas en alta voz, momentos que todos vivimos en algún momento de nuestra vida y palabras que nos harán sentir que no estamos solos en esto. Quiero compartir esas experiencias, esos sentimientos y esos momentos amargos y dulces de un café en un capítulo cada semana.

Bienvenidos a este café compartido.

 

Con amor,

 

Mona.

21

L e t r a s

Lalala

21

Y entre tu boca y la mía hay un

mordisco, ¿o dos? Dame 3 mejor.

Regálame tus ojos, pero solamente

porque me encantan como brillan al

mirarme, como se seducen al seguir el

trazo de mi cuerpo,

como se deleitan cuando nuestras miradas se cruzan en disimulo.

Déjame entrar, noc noc, estoy afuera.

 

 

 

 

 

 

 

La foto no es de mi autoridad.

Edición por Lucía Zea

 

 

 

Una Chispa

Processed with VSCO with p5 preset

Una chispa.

El calor y tu aroma se adhieren como vapor en mi piel. Dame tu aura y yo te daré mi alma. Juntos encontraremos superficie, juntos respiraremos por fin.

Dame tu mano y te daré mi corazón, eso si, si quieres. Si no quieres dime que no, si no quieres grítalo, grítalo porque si me ahogas nos ahogamos juntos. Deja el miedo. La verdad es lo que importa.

Te brindo mis ojos me brindas tus labios. Te muerdo si me besas, te beso si me muerdes.

Encontremonos en un punto, sea medio, sea allá o sea aca.

Nuestros ojos brillan, nuestras pupilas se esconden, nuestra piel se eriza.

Por qué no me besas? Por qué no te beso? Acercate y te cuento.

Y allá estamos pero acá estamos también pero no te veo.

Donde estas? Estas o no estas, estoy o no estoy. No era acá o allá. Ya no hay ninguno.

Te derrito, me derrites.

Aire por fin.

Salúdame, te saludo.