Un diario en alta voz por Lucía

Regresar al hogar, regresar al ser: Reencuentro.

Me encuentro buscando el inicio, me encuentro tratando de entender qué es lo que hace falta. Llegan de nuevo los pensamientos de desmantelarme y dejar mis palabras fluir al mismo ritmo que mi ser. Me encuentro necesitando regresar a lo natural, a lo des-estructurado. En necesidad de complementar mi lado conceptual y artístico con el día a día, con lo cotidiano.

Es necesario reencontrarme con la cotidianidad, con los momentos de silencio. Es necesario reencontrarme con el diario, con el diario escribir, con un espacio como este para dejar en escrito esos momentos reales, desmaquillados y honestos. 

Nace de nuevo ese espacio para el blog, para narrar y generar espacios de mi vida. Nace de nuevo mi compañero de ser; Un espacio para amar, para reflexionar, para hacer nada. Un espacio para escuchar mis pensamientos aburridos. Un espacio para conocerme más a mi misma, un espacio para soñar con una versión de Nueva York colombiana en Bogotá (en mi cabeza, claro está); Una combinación de movimiento, amor, escritura, café y moda. Un espacio para explorar más la ciudad, para retarme a vivir, para explorar los espacios y el tiempo, un espacio para soñar y vivir la cotidianidad.

Un espacio donde puedo hablar conmigo misma, un espacio para hablar en voz alta.  

Esto no es para nadie, pero espero puedas identificarte con este diario en alta voz.

un abrazo,

xoxo 

Lucía

Humano.

Humano. Color. Verde Movimiento. Borroso Hay deseo de respiración, un deseo de sentir y de fluir. Una necesidad de crecer y se sembrar nuevas semillas. Una obsesión por lo verde, una obsesión por lo humano. El color en medio de una pandemia mundial se vuelve trivial para la salud mental y la energía del ser … Leer más “Humano.”

Las señales del cuerpo

Saber cuando parar, saber leer las señales que nos manda el cuerpo. Muchas veces nos creemos invencibles y creemos que tenemos que hacer todo a la perfección y al par de la letra, pero se nos olvida que somos humanos. Se nos olvida que nuestro cuerpo tiene un limite y que necesita de nuestra colaboración … Leer más “Las señales del cuerpo”

La zona gris

Vivir en Bogotá Me gusta pensar que en Bogotá se vive en dualidad, entre el ruido y el silencio, la oscuridad y la luz, el movimiento y la quietud. Es en esos estados en los que me encuentro últimamente, más que todo entre el completo movimiento o la completa quietud. Y creo que muchas veces … Leer más “La zona gris”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s